Posteado por: jordipg79 | 24 marzo 2009

El colapso alimentario del planeta

  • Analistas denuncian el sistema ‘industrial’ de producir alimentos
  • La agricultura intensiva ha generado 1.000 millones de obesos
  • La agricultura transgénica; solución o catastrofe?

 colapso-alimentario-planeta

Vivimos en un planeta en el que conviven 1.000 millones de hambrientos, otros 1.000 millones de obesos y 4.500 millones que si engordan, pueden convertirse en un grave problema”. Luis de Sebastián es catedrático de Economía en la Universidad Ramón Llull de ESADE, pero su visión sobre la sostenibilidad alimentaria de la Tierra va más allá de los números.

Tanto su análisis, recogido en su libro ‘Un planeta de gordos y hambrientos’ (Ariel), como el del periodista de investigación norteamericano Paul Roberts (‘El hambre que viene’, de Ediciones B), llegan a la misma conclusión: el sistema de industrialización de la agricultura actual está llevando al planeta al borde del colapso alimentario y, si no cambiamos los procesos de producción y el régimen cárnico de nuestra especie, el futuro se presenta muy negro para la humanidad.

Roberts lo resume en pocas palabras: “El sistema produce suficiente alimento en el primer mundo, pero no en los países pobres. África, por ejemplo, ya se sufre el colapso y con el cambio climático, la situación irá a peor”.

“El problema”, continúa, “es que, además, la agricultura intensiva está degradando el suelo en todo el mundo. El suelo tiene hasta 20 micronutrientes, y entre un 3% y un 6% de materia orgánica, pero se está perdiendo por los fertilizantes químicos, por no dejar descansar la tierra para sacar más producción y por la falta de rotación de los cultivos. No basta con confiar en que la tecnología resolverá el problema con nuevas semillas transgénicas si no hay agua ni suelo disponible”. Además los transgénicos son cultivos que producen efectos nocivos para los animales y el ser humano.

Salidas científicas preocupantes

Ya no se puede confiar en nuevas salidas científicas: Los transgénicos están diseñados para los países ricos, para grandes fincas, son muy caros, y además se trata de una industria agrícola que no tiene en cuenta los ciclos naturales de producción, mutando las semillas y produciendo efectos secundarios a través de peligrosas enfermedades en el cuerpo humano.. Este tipo de semillas son peligrosas porque, demostrándose que son causantes de enfermedades, su producción aumenta imparablemente y cuando una semilla de cultivo natural desaparece por la creación del nuevo transgénico es totalmente irrecuperable. Estas semillas TRANSGÉNICAS polinizan las naturales y con el paso del tiempo la semilla originaria desaparece: el resultado es una contaminación creciente que da lugar a la desaparición de la agricultura originaria y natural.

Quien posea las semillas del futuro tendrá en su poder las plantas y todos los frutos, y el proceso de su elaboración como alimento. Esa es la estrategia que esta llevando a cabo Monsanto: la mayor empresa mundial de semillas transgénicas. Desde 1992, al conseguir la patente, ya a manipulado más de 2.000 tipos de semillas en todo el mundo, de las cuales, unas decenas han desaparecido por completo de la faz de la tierra. Monsanto tiene el control monopolístico y pretende hacerse con el control mundial absoluto. Debemos meditar si queremos ir en esa dirección y hacer que los cultivos primarios naturales desaparezcan para siempre y confiar en una agricultura, que ya se esta demostrando, es la causante de mutaciones celulares y productora de enfermedades cancerígenas.

Lógicamente Monsanto y las empresas que se hacen eco de los reducidos costes de producción, para engrosar sus arcas, no quieren ni oír hablar de posibles efectos nocivos para las células humanas y animales. Además, la carne animal que consumimos también esta afectada por los transgénicos dado que los piensos son 100% transgénicos por su reducido coste.

Otro tipo de efectos de este tipo de alimentación transgénica son la multiplicidad de alergias en la población humana, sin que los médicos encuentren respuesta o solución satisfactoria.

SOMOS LO QUE COMEMOS: DEBEMOS ESTABLECER LA VOZ DE ALERTA ANTE ESTA SITUACIÓN..YA!!

Por otro lado la concentración de la alimentación mundial en 200 empresas convierte la comida en un negocio. Nos hacen más gordos, porque hay mucha comida barata y con nuevos aditivos, como la fructosa de maíz o las grasas ‘trans’ y crean nuevos productos, los ‘snacks’ o tentempiés.

Se trata de un mundo en el que “las máquinas no se diseñan para recoger las cosechas, sino que las plantas son diseñadas para ser recogidas por las máquinas“. Un planeta en el que se crían pollos en 40 días (en lugar de 10 semanas), y se fabrican con de pechugas de medio kilo, aunque luego se las atiborren de antibióticos para que no cojan infecciones.

Un sistema, en definitiva, que según acusan ambos investigadores, debido al ansia de conseguir más por menos, ha expulsado a los pequeños agricultores, la mayoría del mundo pobre, que han pasado de producir a pasar hambre.

Magui Balbuena, una indígena guaraní paraguaya, es una de las víctimas de este colapso. Balbuena, de CONAMURI (una coordinadora de mujeres que lucha por su soberanía alimentaria), hace tiempo que ve cómo las tierras de su país pasan a manos de los sojeros brasileños (cultivadores de soja transgénica resistente a un herbicida), que les contaminan las aguas y las vidas. La adicción a los agroquímicos es imparable, pues su uso genera resistencias en las malas hierbas que exigen más producto.

Silvino Talavera era un niño de 11 años que murió envenenado, tras fumigarle un sojero desde una avioneta. Además, el agrotóxico va a los ríos y arroyos y la gente está dejando sus tierras. Ahora tenemos más cultivos en Paraguay, pero hemos perdido la soberanía alimentaria y nuestra comida cada vez es menos variada”.

SEAMOS CONSCIENTES, ACTUA YA!!

 

 

 

Anuncios

Responses

  1. Muy bien,es toda una verdad este artículo,yo estoy luchando en contra de las macro-explotaciones ganaderas en el habitat disperso,no hay leyes que amparen a éste.se está perdiendo el control de la naturaleza y la alimentación, dejándolo en manos de “unos pocos “que sólo buscan el enriquecimiento a costa de lo que sea,y lo peor que una mayoria de personas no lo ven ó no lo quieren ver, el problema que nos viene ,pero ya mismo.

  2. bueno para mi eso es berdad esta plena el artículo,yo estoy luchando en contra de las macro-explotaciones ganaderas en el habitat disperso,no hay leyes que amparen a éste.se está perdiendo el control de la naturaleza y la alimentación, dejándolo en manos de “unos pocos “que sólo buscan el enriquecimiento a costa de lo que sea,y lo peor que una mayoria de personas no lo ven ó no lo quieren ver, el problema que nos viene ,pero ya mismo.

  3. Jhonny Buñai,me gustaría entablar un debate,el porqué ha copiado exactamente lo que he escrito yo ¿? ¿me lo puede explicar por favor? Muchas gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: